¡En tus marcas, prepárate, África!

Ante la caída de los mercados mundiales y la falta de perspectivas en Occidente, África se parece cada vez más a un lugar para hacer negocios.

África, con toda su historia angustiosa y caótica y su lucha contra la agitación social, está mostrando una resiliencia y un sentido de supervivencia de los que podemos maravillarnos.

El Fondo Monetario Internacional anticipa que las economías emergentes en general y África en particular se expandirán un 4,5 % este año y un 4,8 % en 2013. Un indicador interesante ha sido el valor de las propiedades residenciales, que, en promedio, aumentó un 8 % en 2011. (AFDB Statistics ) Se espera que el crecimiento económico continúe a pesar de las tendencias recesivas en algunas partes del mundo.

Aunque existen disparidades de ingresos en África, está evolucionando una auténtica clase media. Se estima que sesenta millones de hogares africanos tienen ingresos anuales superiores a 3.000 dólares al tipo de cambio del mercado. Para 2015, se espera que ese número alcance los cien millones.

La urbanización está impulsando la demanda de todo tipo de bienes inmuebles: oficinas, complejos comerciales y, por supuesto, viviendas. El crecimiento y el potencial de los proyectos de infraestructura abundan. Esto también tiene efectos positivos para el trabajo.

El negocio sudafricano, podría decirse, está en apuros. Recientemente, Resilient, conocido por su exitoso desarrollo en serie de centros comerciales no metropolitanos fuera de los principales nodos urbanos, expresó su descontento con la burocracia local y reveló que gastaría más de mil millones de rand en la construcción de 10 centros comerciales en Nigeria. Los centros comerciales, de 10.000 metros cuadrados y 15.000 metros cuadrados, se construirán en los próximos tres años en la capital, Abuja, y la ciudad de Lagos, respectivamente, los principales ejes comerciales. Shoprite, el minorista de alimentos más grande de África, será el inquilino principal.

Massmart, propiedad de Wal-Mart, dijo el mes pasado que invertiría en el crecimiento de África y esperaba hacer crecer su negocio minorista de alimentos de alrededor de 7.000 millones de rand a alrededor de 20.000 millones de rand en los próximos cinco años. Pero son los minoristas de alimentos sudafricanos Shoprite y Pick n’ Pay’s cuyos sitios están firmemente establecidos en África. Pick n Pay ha aumentado su crecimiento en África, utilizando 1.400 millones de rand de la venta de Franklins en Australia.

Shoprite, que tiene solo alrededor de 123 tiendas en África en comparación con alrededor de 1730 a nivel local, dice que se agregarán otras 174 tiendas en África el próximo año. Pick n’ Pay, por otro lado, tiene como objetivo expandirse a Malawi y la República Democrática del Congo en el transcurso del año. El minorista de alimentos tiene más de 93 tiendas en África, al norte de Sudáfrica. Zambia y Zimbabue están en las cartas para la expansión. Woolworth, para no quedarse atrás, ha abierto 14 tiendas a través de su Programa de Desarrollo Empresarial en Nigeria, Uganda, Zambia, Kenia, Mauricio, Tanzania y Mozambique. Actualmente, Woolworths tiene presencia en 12 países con casi 60 tiendas en África, excepto Sudáfrica.

La inversión adicional en el campo de juego africano podría venir en forma de compras de minoristas de alimentos sudafricanos por parte de Tesco, Carrefour y Metro. El consumo de Massmart por parte de Wal-Mart ya ha sido bien publicitado.

En un rumbo ligeramente diferente, Don’t Waste Services (DWS), la empresa de gestión de residuos in situ más grande de Sudáfrica, ha hecho pública su intención de abrir filiales en Botswana, Kenia, Zambia, Mauricio y Swazilandia. La compañía está activa en los mercados de minería, comercio minorista, hospitalidad, atención médica y grandes industrias y actualmente brinda servicios de minimización de desechos a 300 clientes corporativos en sus carteras de sitios. Habiéndose expandido recientemente a Mauricio, la compañía desea duplicar su exitoso modelo en otros países africanos.

En el frente inmobiliario, JHI Properties Zimbabwe ha agregado otras 15 propiedades a su cartera de más de 50, ya que administrará el fondo de inversión de propiedades no cotizadas, Ascendant Property Fund (APF). JHI ya se ha expandido desde su base de operaciones en Sudáfrica a Zambia, Ghana, Namibia, Botswana, Lesotho y Nigeria. Esta mayor expansión se produce cuando Zimbabue está experimentando un crecimiento excepcional en el mercado minorista a una tasa de alrededor del nueve por ciento más año tras año. El director ejecutivo de APF, Kura Chihota, anticipa que buscará activamente el crecimiento en Zimbabue. «Con la tasa de crecimiento económico anticipada de Zimbabue del nueve por ciento anual, las perspectivas parecen prometedoras». dijo Chihota recientemente.

JHI Properties también fue designado como agente de arrendamiento de Joina City, una nueva ‘ciudad urbana’ de lujo en Harare que incorpora cuatro pisos de tiendas con 18 pisos de oficinas. Los inquilinos ancla incluyen los grandes nombres de Sudáfrica Spar y Edgars.

Llevándonos a Bigan. Bigan, que nos trajo el estadio Mombela en Nelspruit, los proyectos de viviendas ministeriales de Olievehotbosch, el proyecto del muelle internacional Oliver Tambo y la reparación de carreteras de transporte de carbón de ESKOM, está negociando asociaciones con empresas inmobiliarias de Ghana para construir casas asequibles para las personas con ingresos medios y bajos.

El déficit de vivienda de Ghana se sitúa en alrededor de 1,5 millones de unidades. Bigan cree que tiene la capacidad de cumplir y ayudar a reducir el déficit de vivienda de Ghana. Basándose en su experiencia en Sudáfrica, Emmanuel Kere de Bigan cree que la empresa puede «apoyar no solo al sector (vivienda) en Ghana, sino también al desarrollo de infraestructura en general».

Bigan afirma construir 30 000 casas en Sudáfrica anualmente y tiene mucho que ofrecer a las empresas ghanesas. El presidente de Bigen Africa, el Dr. Iraj Abedian, dijo que la compañía se sintió atraída por Ghana debido al ambiente político estable del país y la atmósfera comercial amistosa. Bigan no se disculpa por su intención de utilizar Ghana como trampolín para lanzar operaciones en Senegal, Liberia, Nigeria y Sierra Leona.

El gobierno sudafricano tampoco está exento de asumir un papel activo en la lucha por África. La Corporación de Inversión Pública (PIC), que gestiona más de un billón de rand en nombre de los funcionarios públicos, lo que representa el 10% de la capitalización de mercado de JSE de SA, está buscando posibles socios de capital privado. El 10% de la cartera se invertirá fuera de Sudáfrica, R50 mil millones están reservados para inversiones africanas. El 60% de eso, alrededor de R30 mil millones, se destinará a capital privado según el director ejecutivo de PIC, Elias Masilela, en una entrevista con Reuters. Es probable que el PIC sea un actor en las inversiones en infraestructura a medida que los países del continente construyan y renueven sus carreteras, represas, hospitales y centrales eléctricas, dijo.

Standard Bank, que tiene presencia en 18 países africanos, opina sobre la infraestructura. En una entrevista con Hugo Scott-Gall de Goldman Sachs, Sim Tshabalala, director ejecutivo adjunto de Standard Bank Group, dijo: «en la mayor parte del África subsahariana, la infraestructura casi se ha derrumbado o es limitada. Tiene que ser reconstruida, por lo que hay enormes oportunidades en el financiamiento de proyectos. Se renovará mucha infraestructura, principalmente con el apoyo de los brasileños y los chinos. El vínculo que tenemos con el ICBC (Banco Industrial y Comercial de China) también nos ayuda a identificar oportunidades y ejecutarlas. En nuestro caso , ICBC es un accionista del 20%».

Standard Bank, como actor sudafricano en el mercado africano, se ha posicionado bien como intermediario o conducto para otros socios BRIC que desean interactuar con el continente. Standard Bank tiene un acuerdo de cooperación, por ejemplo, para identificar corporaciones chinas y SOE (empresas de propiedad estatal) que están buscando oportunidades en el continente.

Standard Bank tiene mucho trabajo por delante como intermediario del capital extranjero, ya que se estima que África necesita unos 90.000 millones de dólares al año para hacer frente a su retraso en la infraestructura y actualmente está recaudando unos 70.000 millones de dólares. Esto proviene de una combinación de fuentes: impuestos, el sistema bancario y una gran cantidad proveniente del exterior: capital de riesgo. El sistema bancario de los países africanos individuales no tiene la capacidad de financiar todas las actividades de infraestructura necesarias, por lo que habrá mucha dependencia de los mercados de capitales internacionales y del sistema bancario internacional.

Standard Bank no está solo en su creciente presencia en África, ABSA ha recibido la aprobación regulatoria para iniciar un negocio de seguros totalmente nuevo en Zambia, elevando a cuatro el número de países subsaharianos donde el banco propiedad de Barclays tendrá operaciones de seguros. First National Bank (FNB) ha revelado planes para invertir casi R2bn durante los próximos 12 meses como el tercer banco más grande de SA por número de clientes, para expandir su presencia en SA y África. Se cree que está considerando una adquisición en Nigeria y ha enviado misiones de exploración a Ghana. El banco, que opera en ocho países de África, incluido SA, tiene alrededor de 7 millones de clientes en SA y 1,1 millones en África. FNB Tanzania fue su incorporación más reciente, mientras que su unidad de Zambia ya ha anunciado planes para tener una red de sucursales en todo el país para 2016.

No hay duda de que algunas empresas sudafricanas ven a África con un mayor sentido de urgencia. Los problemas financieros de la Unión Europea han revelado la vulnerabilidad de Sudáfrica a los problemas europeos. Más del 25% del comercio bilateral de Sudáfrica proviene de la UE. Si el PIB en Europa disminuye, eso indica que se envían menos bienes desde África. Esto no es un buen augurio para Sudáfrica. La expansión y la inversión en África pueden ampliar los horizontes de Sudáfrica sin mencionar su vulnerabilidad.

Pero en palabras de Sim Tshabalala de Standard Bank: «Como sudafricano, me encantaría creer en la sostenibilidad de la ventaja competitiva nacional del país como punto de entrada al continente africano. Cada vez más, las personas pueden ir directamente a Kenia y Nigeria, por ejemplo, sin pasando por Sudáfrica, porque estos países están construyendo la infraestructura física necesaria y la infraestructura financiera y legal requerida».

Así que parece que la ventaja competitiva de Sudáfrica está disminuyendo a medida que se desarrolla el resto del continente. Mientras tanto, muchas empresas están viendo la brecha y se están lanzando a la refriega. Parece que el futuro realmente es ahora.

Deja un comentario