África ahora debe recurrir a la tecnología para su supervivencia y desarrollo económico

La tierra permanece estática mientras la población aumenta. En África, la tierra se está volviendo estéril, mientras que la desertificación y los efectos del calentamiento global amenazan al continente. Las materias primas del continente están disminuyendo. ¿Adónde acudiría África en busca de soluciones?

Durante muchos años, los estados independientes emergentes vieron en la agricultura la magia del desarrollo del continente. No pudieron ver que también era posible que la agricultura fuera la maldición de África. Tendrían que comprar maquinaria agrícola, fertilizantes y medicamentos para animales del mundo desarrollado y vender sus productos al mundo desarrollado a un precio de desecho.

Ahora es aún peor porque la tierra se está convirtiendo en una fuente explosiva de conflictos que amenazan con desgarrar a los países africanos. La misma tierra se ha vuelto estéril y existe amenaza de desertificación.

Debido al calentamiento global, la agricultura se ha convertido en una actividad impredecible. Hay un largo período seco o demasiada lluvia. Inyectar dinero en la agricultura es una fuente muy probable de frustraciones para los campesinos, que constituyen gran parte de la población de África.

Los países africanos también han dependido durante mucho tiempo de la exportación de materias primas. Los ingresos que obtuvieron de las materias primas no han ayudado mucho y están disminuyendo. África ha sido una fuente de diamantes, oro, cobre, petróleo y otros minerales para el mundo desarrollado. La respuesta de África a sus aspiraciones de desarrollo está en la tecnología. El hecho de que la población de África esté aumentando mientras que la tierra no significa que otras personas tengan que trabajar en otros lugares para ganarse la vida. Y la esperanza de la juventud educada está en la tecnología.

África, que también se enfrenta a una base de recursos cada vez menor, no puede permitirse el lujo de despilfarrar. La tecnología que reduciría los desechos y mejoraría el esfuerzo de reciclaje debería ser adoptada por todos los países africanos. Los países africanos necesitan tecnología para agregar valor a sus recursos antes de exportar.

La mayor parte del comercio mundial actual se basa en la tecnología. África y su creciente población joven y educada no pueden darse el lujo de quedarse atrás mientras el mundo lucha por una parte de los ingresos del comercio de tecnología. Citando el artículo de Allan Ngugi publicado en el Daily Nation del 12 de marzo de 2008 titulado «Deberíamos estar pensando en industrias», dijo el presidente Museveni durante una sesión de la asamblea legislativa de África Oriental. «Muchas personas en el este de África todavía dependen de la agricultura en lugar de estar en la industria y los servicios. El este de África no puede proporcionar suficientes puestos de trabajo para la creciente población educada. No ganaremos suficientes divisas extranjeras como podríamos (con la producción industrial) y no recaudaremos basta de impuestos».

La tecnología no solo creará puestos de trabajo, sino que también ayudará a los países de África a manejar los problemas provocados por la desertificación y el calentamiento global.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario