5 consejos para proteger a su bebé del estrés por calor

Los bebés y los niños pequeños son particularmente vulnerables a los peligros del estrés por calor, por lo que es importante que los padres y cuidadores estén al tanto de los síntomas y tomen medidas para protegerlos del calor.

En este artículo, proporcionaremos algunos consejos sobre cómo mantener bebés y niños pequeños seguros en climas cálidosasí como qué hacer si comienzan a mostrar signos de estrés por calor.

Cómo proteger a su bebé del estrés por calor

Seguridad solar para niños

La piel de tu bebé es muy sensible y puede quemarse con facilidad, por lo que es importante mantenerlo a salvo del sol. Aquí hay algunos consejos sobre cómo hacer esto:

Vista a su bebé con ropa holgada de colores claros que cubra sus brazos y piernas. Un sombrero de ala ancha les protegerá la cara, el cuello y las orejas.

Asegúrese de que no estén expuestos al sol directo durante demasiado tiempo; la sombra es mejor. Si hace calor y sol, trate de mantenerlos fuera del calor durante la parte más calurosa del día (11 a. m. a 3 p. m.).

Mantener su piel hidratada dándoles tragos regulares de agua fría, incluso si no tienen sed.

Si empiezan a sentir calor, dales un baño frío o sécalos con agua tibia.

Nunca deje a su bebé o niño solo en un automóvil, ni siquiera por poco tiempo. La temperatura puede subir muy rápidamente, incluso cuando no se siente tan cálido afuera.

Controle su temperatura regularmente. Si es muy alta (más de 37,5 °C en bebés menores de tres meses o más de 38 °C en bebés y niños mayores), llame a los servicios médicos locales para que le aconsejen.

Si su bebé o niño ha estado expuesto al sol y su piel se ve roja o no es él mismo, busque ayuda médica de inmediato.

Lo más importante es disfrutar del sol de forma segura. ¡Diviértete y mantente fresco!


Evite la deshidratación

La deshidratación puede ocurrir rápidamente en los niños pequeños, por lo que es importante vigilar la cantidad de líquido que pierden. La mejor manera de hacer esto es ofrecerle tragos regulares de agua, incluso si no tiene sed.

Si no están bebiendo suficientes líquidos, si orinan menos de lo normal, si sus pañales están secos o si tienen un punto blando hundido en la cabeza, es posible que estén deshidratado.

Si cree que su hijo está deshidratado, para empezar, déle pocos líquidos y con frecuencia. Puede usar leche materna, leche de fórmula o agua para bebés menores de seis meses, y agua, calabaza baja en azúcar o bebidas rehidratantes para bebés más grandes y niños.

Si está vomitando o tiene diarrea, déle pequeños sorbos de fluidos claros frecuentemente. Si no mejora o comienza a vomitar más, busque ayuda médica de inmediato.

madre bebe afuera

Agotamiento por calor y golpe de calor

El agotamiento por calor es una forma menos grave de deshidratación causada por la exposición a altas temperaturas. Los síntomas incluyen cansancio, dolores de cabeza, náuseas y calambres musculares.

Si su hijo tiene agotamiento por calor, muévalo a un lugar fresco y déle mucho líquido para beber. Si no empiezan a sentirse mejor pronto, busque ayuda médica.

Golpe de calor es una condición más seria que puede ocurrir si el cuerpo se sobrecalienta y no puede enfriarse. Puede ocurrir cuando se deja a un niño en un lugar caluroso o participa en actividad extenuante en altas temperaturas.

Los síntomas del golpe de calor incluyen temperatura corporal alta (más de 40 °C), piel caliente, roja y seca, respiración acelerada, confusión y vómitos. Si su hijo tiene alguno de estos síntomas, llame a los servicios médicos locales de inmediato; el golpe de calor es una emergencia médica.


Prevención de enfermedades relacionadas con el calor

Hay algunos pasos simples que puede seguir para ayudar a evitar que su hijo tenga demasiado calor:

Vístalos con ropa holgada de colores claros que les cubra los brazos y las piernas. Un sombrero de ala ancha les protegerá la cara, el cuello y las orejas.

Asegúrese de que no estén expuestos al sol directo durante demasiado tiempo; la sombra es mejor. Si hace calor y sol, trate de mantenerlos fuera del calor durante el parte más calurosa del día (11 a 15 hs).

Mantén su piel hidratada dándoles tragos regulares de agua fría, incluso si no tienen sed.

Si empiezan a sentir calor, dales un baño frío o sécalos con agua tibia.

Botella de agua potable para niños pequeños

Mantenerse fresco en climas cálidos

El clima cálido puede ser peligroso, especialmente para los bebés y los niños pequeños. Sus cuerpos no son muy buenos para regular su temperaturapor lo que pueden sobrecalentarse fácilmente.

También puede ayudar a mantener su casa fresca cuando hace calor:

  • cerrar las cortinas o persianas durante el día para protegerse del sol
  • abre las ventanas por la noche para que entre aire fresco
  • use un ventilador o una unidad de aire acondicionado para hacer circular el aire
  • mantenga las puertas y ventanas cerradas durante el día si hace más calor afuera que adentro.
  • Nunca se debe dejar solos a los bebés menores de seis meses en una habitación con un ventilador o una unidad de aire acondicionado encendidos, ya que podrían enfriarse demasiado.

Si tiene un asiento infantil para automóvil, cúbralo con un paño ligero o una toalla para mantener fresco a su bebé mientras usted está fuera de casa.

Nunca deje a su bebé o niño solo en un automóvil, ni siquiera por poco tiempo. La temperatura en un automóvil estacionado puede aumentar muy rápidamente, incluso en un día fresco.


Señales de agotamiento por calor

Si su hijo tiene agotamiento por calor, muévalo a un lugar fresco y déle mucho líquido para beber. Si no empiezan a sentirse mejor pronto, busque ayuda médica.

El golpe de calor es una afección más grave que puede ocurrir si el cuerpo se sobrecalienta y no puede enfriarse. Puede ocurrir cuando se deja a un niño en un lugar caluroso o participa en una actividad extenuante a altas temperaturas.

Los síntomas del golpe de calor incluyen temperatura corporal alta (más de 40 °C), piel caliente, roja y seca, respiración acelerada, confusión y vómitos. Si su hijo tiene alguno de estos síntomas, llame a los servicios médicos locales de inmediato; el golpe de calor es una emergencia médica.



Fuente del artículo

Deja un comentario